La Guardia Costera ha recuperado los últimos restos de un sumergible que colapsó mientras se dirigía a explorar los vestigios del Titaniccausando la muerte de las cinco personas a bordo, informaron funcionarios el martes.

La misión, realizada en acuerdo con la Marina estadounidense, fue una continuación de las operaciones de recuperación iniciales en el fondo del océano a unos 488 metros (1,600 pies) de distancia del Titanic, dijo la Guardia Costera. También afirmó que la recuperación y el traslado de las piezas restantes habían concluido el miércoles pasado, y una foto mostraba la parte de popa intacta del navío, de 6.7 metros (22 pies) de largo.

Los investigadores creen que el Titán implosionó mientras descendía en aguas del Atlántico Norte el 18 de junio.

La búsqueda de varios días que se inició tras el silencio del Titán captó la atención de todo el mundo. El sumergible intentaba ver el transatlántico británico de pasajeros que se hundió en 1912.

La Guardia Costera dijo anteriormente que había recuperado presuntos restos humanos junto con partes del Titán después de que el campo de restos fuera localizado a una profundidad de 3,800 metros (12,500 pies).

Los materiales se descargaron en un puerto no identificado. La Junta de Investigación Marina de la Guardia Costera prosigue su análisis y realiza entrevistas a testigos antes de una audiencia pública sobre la tragedia.

OceanGate, la empresa que gestionaba el buque, ha cesado su actividad. Entre los fallecidos en la implosión se encontraba Stockton Rush, piloto del sumergible y director general de la empresa.

¡Forma parte de la conversación!