Se ha obtenido un resultado prometedor en la primera fase de ensayos clínicos de una potencial vacuna contra el cáncer de mama en Estados Unidos. Desarrollada por investigadores de la Cleveland Clinic, la vacuna mostró que no hubo efectos secundarios adversos ni recurrencia del cáncer en las 16 mujeres que participaron en el ensayo inicial.

Esta vacuna está dirigida específicamente al cáncer de mama triple negativo, considerado el tipo más letal y agresivo de esta enfermedad.

La vacuna, que ha sido objeto de más de dos décadas de investigación, se centra en combatir el cáncer de mama triple negativo mediante la enseñanza del sistema inmunitario para identificar y destruir células que podrían desarrollar tumores. Utiliza una proteína de lactancia llamada α-lactalbumina, presente en la mayoría de los casos de cáncer de mama triple negativo, para permitir que el sistema inmunitario ataque el tumor antes de que crezca.

La segunda fase de los ensayos clínicos está programada para comenzar en 2024, con una muestra ampliada a 600 mujeres. Si los resultados son positivos y se obtiene la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), se espera que la vacuna pueda distribuirse públicamente en Estados Unidos en un plazo de cinco años.

Este desarrollo representa un avance significativo en la prevención y lucha contra el cáncer de mama, afectando aproximadamente a una de cada ocho mujeres en algún momento de sus vidas. Además, podría marcar un hito en la investigación oncológica y abrir el camino hacia una nueva era en la prevención de esta enfermedad.

¡Forma parte de la conversación!