Después de más de dos años desde que se anunciara la extensión de la línea 1B del Metro de Santo Domingo, el presidente Luis Abinader ha marcado el inicio de la obra con un simbólico palazo. La inversión para esta extensión se estima en 187 millones de dólares.

Durante un evento realizado en el Centro de Formación Mamá Tingo, el presidente destacó los desafíos de transporte que enfrenta el municipio Santo Domingo Norte, incluyendo congestión vehicular y baja calidad de servicio público. Expresó su confianza en que esta extensión abordará estas dificultades.

El director de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret), Rafael Santos, proporcionó detalles sobre la extensión, que se extenderá desde la estación Mamá Tingo hasta San Felipe y Punta de Villa Mella en Santo Domingo Norte. Esta extensión, de 2.5 kilómetros, contará con estacionamientos en la nueva parada en Punta de Villa Mella, permitiendo a los usuarios dejar sus vehículos antes de abordar el metro.

Santos también señaló que se espera que la extensión esté completamente operativa en tres años, es decir, 36 meses a partir de ahora, lo que mejorará significativamente la calidad de vida de los ciudadanos del municipio.

La construcción de esta extensión se había anunciado en 2021 durante la Semana de la Movilidad Sostenible, pero enfrentó retrasos debido a problemas con los diseños estructurales. A pesar de las expectativas de inicio en el segundo semestre de 2023, la obra no pudo comenzar hasta ahora.

¡Forma parte de la conversación!