Una mujer de Alabama, con una rara condición de tener dos úteros, experimentó un embarazo único al quedar gestante en ambos órganos y dar a luz después de un prolongado proceso de trabajo de parto.

Kelsey Hatcher, residente de Alabama, fue sometida a una inducción a las 39 semanas y contó con un seguimiento intensivo durante las 20 horas combinadas de trabajo de parto. El comunicado de prensa del Hospital de Birmingham de la Universidad de Alabama destacó que Hatcher tuvo el doble de atención médica, el doble de registros y la asistencia de dos enfermeras de parto.

La bebé A, llamada Roxi, nació por vía vaginal a las 7:45 p. m. del 19 de diciembre, generando una ovación en la sala de parto. Sin embargo, aún estaba por llegar el nacimiento del bebé B. Mientras experimentaba contracciones con el segundo bebé, Hatcher ya estaba amamantando al primero. Finalmente, casi 10 horas después, el bebé B, llamado Rebel, nació por cesárea a las 6:10 a. m. del 20 de diciembre.

A pesar de tener dos cumpleaños diferentes y de haber ocupado dos úteros durante el embarazo, los médicos consideran que las niñas son técnicamente gemelas fraternales. Richard O. Davis, profesor de la División de Medicina Materno-Fetal de la UAB, explicó que, aunque tenían «apartamentos» diferentes en el mismo vientre al mismo tiempo, son dos bebés nacidos en circunstancias excepcionales.

Kelsey Hatcher descubrió su condición de didelfo uterino a los 17 años, y tras este embarazo, se dio cuenta de que estaba embarazada en ambos úteros. Los estudios de casos sugieren que la probabilidad de un embarazo como este es extremadamente baja, alrededor de 1 entre 2.000 millones en la población general.

Hatcher expresó su agradecimiento a la Universidad de Alabama en Birmingham (UAB) por ayudarla a traer a sus dos niñas sanas al mundo de manera segura. Además, señaló la peculiaridad de que sus hijas tengan dos cumpleaños, ya que ambas tenían sus propias «casas» en el útero y ahora cuentan con historias de nacimiento únicas.

¡Forma parte de la conversación!