Paul Alexander, conocido cariñosamente como Polio Paul, falleció a los 78 años a causa de complicaciones derivadas del Covid-19. Su vida fue una inspiración para millones en todo el mundo, ya que pasó más de siete décadas dentro de un pulmón de acero después de contraer polio a la edad de seis años.

La noticia de su fallecimiento fue anunciada en su página de GoFundMe por Christopher Ulmer, quien había creado la página para recaudar fondos para Paul. Ulmer lo describió como un modelo a seguir increíble, quien logró sobrevivir a la polio, graduarse de la universidad, convertirse en abogado y publicar libros, todo mientras vivía en una situación muy difícil.

Además, Philip, uno de sus familiares, expresó su agradecimiento a todos los que contribuyeron a la recaudación de fondos, lo que permitió a Paul vivir sus últimos años sin preocupaciones.

La vida de Paul Alexander se convierte ahora en una leyenda, ya que su historia de lucha y superación trascendió fronteras y llegó a inspirar a personas de todo el mundo. Enfrentó numerosos desafíos desde su nacimiento en 1946, incluyendo el brote de polio más devastador en la historia de Estados Unidos.

La polio afectó gravemente a Paul cuando era niño, dejándolo demasiado débil para respirar por sí mismo. Se sometió a una traqueotomía de emergencia y fue colocado en un pulmón de acero para ayudarlo a sobrevivir. Desde entonces, dependió completamente de esta máquina para respirar.

Su vida amorosa también tuvo sus dificultades. Aunque estuvo comprometido con una mujer llamada Claire mientras estudiaba en la Universidad Metodista del Sur en Dallas, su relación terminó abruptamente debido a la desaprobación de la madre de Claire. Sin embargo, Paul encontró compañía y apoyo a largo plazo en Kathy Gaines, quien lo cuidó y lo acompañó en su vida diaria.

A pesar de los desafíos y obstáculos, la historia de Paul Alexander es un testimonio de resiliencia y fortaleza que continuará inspirando a generaciones futuras.

¡Forma parte de la conversación!