James Howard-Jones, un joven británico que sufrió una brutal golpiza durante un asalto el 24 de abril de 2022, despertó de un coma justo cuando iba a ser desconectado después de estar un año y medio sin mostrar mejorías.

El agresor, identificado como Ben Davis, fue capturado y sentenciado a dos años y cuatro meses de prisión. A pesar de que los médicos inicialmente indicaron que el cerebro de James «estaba muerto» y sugirieron desconectarlo, sorprendentemente se recuperó, generando alegría entre sus familiares.

James, un atleta, deberá enfrentar las secuelas de la agresión, pero su reacción positiva al despertar ha dejado a los médicos asombrados.

Las autoridades de la ciudad expresaron su pesar por lo sucedido y se comprometieron a ayudar a James y su familia en este difícil momento. El estado de coma de una persona implica estar viva pero no consciente ni capaz de interactuar con el entorno.

En este caso, James despertó después de un coma prolongado, desafiando las expectativas médicas y generando interrogantes sobre su recuperación futura.

¡Forma parte de la conversación!