En Estados Unidos, la producción industrial aumentó un 0,2% en términos mensuales, aunque en el último año muestra una caída del 0,4%, según datos de la Reserva Federal.

La producción manufacturera se elevó un 0,3% el mes pasado, impulsada en gran medida por el repunte del 7,1% en la producción de vehículos de motor y piezas de repuesto tras la resolución de huelgas en varios fabricantes de automóviles.

Excluyendo el sector automotriz, la producción manufacturera bajó un 0,2%. La capacidad utilizada en la industria estadounidense fue del 77,2% en noviembre, dos décimas por encima de octubre. Estos datos reflejan el impulso del sector automotriz en diferentes áreas de producción, destacando el aumento en bienes de consumo duraderos y bienes de equipo empresariales.

¡Forma parte de la conversación!