Los diputados y senadores franceses, reunidos en sesión conjunta, aprobaron de manera mayoritaria la inclusión del aborto en la Constitución el lunes. Esta reforma, considerada «histórica», contó con el respaldo de 780 de los 925 parlamentarios presentes.

La modificación del artículo 34 de la Carta Magna incluirá «la libertad garantizada de la mujer a recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo». El presidente Emmanuel Macron lanzó este proyecto con el objetivo de preservar el derecho al aborto, que se ve amenazado en algunos países. La iniciativa recibió un fuerte respaldo popular y obtuvo apoyo de todos los partidos políticos, siendo más contundente en la izquierda y más condicionado en la derecha y la extrema derecha.

¡Forma parte de la conversación!