EFE.-El buque escuela de la Armada Española Juan Sebastián de Elcano tocó puerto este lunes en Santo Domingo, donde permanecerá de escala hasta el próximo sábado, en la que es su vigésima tercera visita a la República Dominicana.

Durante su estancia, los ciudadanos dominicanos y españoles que residen en el país podrán visitar el barco, que fondeó en aguas dominicanas el pasado sábado, llegado desde Fortaleza (Brasil), explicó el comandante de Elcano, el capitán de navío Luis Carreras-Presas do Campo, al atender a la prensa en cubierta.

«Hemos tardado cerca de 20 días navegando muy marineramente con los vientos alisios. Prácticamente todo el viaje a vela, una maravilla, muy formativo» para los miembros de la tripulación, conformada por 248 personas, 82 de ellos guardiamarinas, que cursan su tercer año de formación (de un total de cinco) a bordo del buque escuela, agregó.

El Juan Sebastián de Elcano tiene 96 años, es un barco veterano y el buque escuela en servicio continuado más antiguo del mundo, en el que se realiza «la enseñanza más moderna que existe», afirmó el capitán.

En los seis meses en los que permanecen embarcados, los marines «hacen una inmersión en la docencia» con unas seis u ocho horas de clase diarias, «como cualquier universitario español y, además, montan guardias, hacen trabajos equivalentes a los de los oficiales, los suboficiales y los marineros», indicó.

Suben a los palos, manejan el barco, hacen maniobras, observaciones astronómicas para navegar tradicionalmente, a vela y astronómicamente y, «al cabo de seis meses son mejores personas y mejores marinos», gracias a una formación moderna que se lleva impartiendo casi cien años en el buque escuela.

El de Santo Domingo es uno de los puertos más visitados por el Juan Sebastián de Elcano en estos 96 años y, según el comandante, es «uno de los favoritos de la dotación del barco».

«Nos sentimos como en casa, nos sentimos queridos», añadió.

Especialmente queridos se sintieron los afortunados miembros de la tripulación que fueron recibidos por sus familiares o parejas, que han viajado expresamente al país caribeño para encontrarse con ellos tras meses sin verse, dijeron a EFE varias chicas, tras saludar efusivamente a sus novios marinos.

El recibimiento oficial del buque escuela corrió a cargo el embajador de España en República Dominicana, Antonio Pérez-Hernandez, que aprovechó la ocasión para recordar el 300 aniversario del naufragio de dos navíos de la Real Armada Española, el Nuestra Señora de Guadalupe y el Tolosa, en la Bahía de Miches (este dominicano).

En homenaje a las más de 600 personas que murieron en ese desastre, señaló el diplomático, el próximo miércoles se celebrará un acto conmemorativo auspiciado por la colaboración de las armadas dominicana y española, coincidiendo con la presencia del Juan Sebastián de Elcano en Santo Domingo.

¡Forma parte de la conversación!