Los últimos dos integrantes de la exitosa banda de pop coreano BTS, Jimin y Jung Kook, iniciarán su entrenamiento militar obligatorio este martes. Este paso sigue al alistamiento del integrante más antiguo, Jin, el año pasado, y marca el cumplimiento del servicio militar para todos los miembros del grupo.

Después de un prolongado debate sobre si BTS merecía una exención del servicio militar obligatorio, que tiene una duración de 18 meses para todos los hombres en Corea del Sur, finalmente todos los miembros de BTS han decidido cumplir con esta obligación nacional. Jimin y Jung Kook comenzarán su entrenamiento básico de cinco semanas en un campamento del ejército.

El presidente de la agencia que representa a BTS, Bang Si-hyuk, ha expresado previamente su preocupación de que el servicio militar pueda afectar el crecimiento global del K-pop. Aunque Corea del Sur otorga exenciones a ciertos individuos, como atletas olímpicos y músicos clásicos destacados, actualmente las estrellas del K-pop no son elegibles para tales exenciones.

La agencia de representación de BTS ha solicitado a los aficionados que eviten visitar los centros de entrenamiento donde los miembros del grupo están cumpliendo con el servicio militar. Este llamado se realiza para prevenir aglomeraciones y posibles incidentes. La industria del K-pop es altamente competitiva, y algunos artistas han enfrentado desafíos al intentar retomar sus carreras después de cumplir con el servicio militar.

¡Forma parte de la conversación!