El exjugador de la NBA Jontay Porter se declaró culpable de conspiración para cometer fraude electrónico en un caso criminal federal ligado a un escándalo de apuestas que llevó a su veto de por vida de la liga este año.

El expívot de los Raptors de Toronto se declaró culpable como parte de su arreglo con una corte federal en Nueva York y debía ser liberado con una fianza de 250.000 dólares.

Su abogado indicó anteriormente que Porter está cooperando con las autoridades, mientras se somete a un tratamiento por adicción a las apuestas.

Además de Porter, los documentos del caso están relacionados a una investigación de otros cuatro implicados que han sido acusados de conspiración para cometer fraude electrónico.

Esos hombres están acusado de un esquema para sacar provecho de información privilegiada de un jugador de la NBA que abandonó partidos antes. Ellos o sus familiares utilizaron el conocimiento para presentar grandes apuestas de que el atleta tendría una mala actuación en esos juegos, según los documentos presentados cuando fueron acusados en junio.

La demanda no menciona al jugador, pero los detalles coinciden con la investigación de la NBA que llevó al veto de Porter en abril. La liga encontró que había apostado en juegos de la NBA y que le dio información confidencial sobre su salud a apostadores.

En la sala de audiencia Porter reconoció que pidió salir de partidos antes para poder salir de sus grandes deudas por apuestas para que él y sus cómplices pudieran apostar en su actuación. “Sé que lo que hice está mal, ilegal y lo siento”, dijo.

Sobre la sentencia

El exjugador será sentenciado el 18 de diciembre y podría enfrentar desde tres años y medio hasta cuatro años de prisión. También seguramente tendrá que pagar cientos de miles de dólares en restitución, así como varias multas.

Los cuatro acusados en el fraude son : Ammar Awawdeh, Timothy McCormack, Mahmud Mollah Long Phi Pham y de tener conocimiento de los planes del jugador de la NBA para que ellos o sus familiares pudieran presentar apuestas lucrativas el 26 de enero y 20 de marzo.

La denuncia identifica al deportista como “Jugador 1”, pero los detalles incluso las citas del comunicado de la NBA son iguales a los de la indagatoria de la NBA.

¡Forma parte de la conversación!