Tesla ha lanzado la segunda generación de su robot humanoide, el Optimus Gen. 2, con características mejoradas destinadas a hacer la vida más fácil.

Entre las mejoras se incluyen sensores de fuerza y articulación para movimientos más precisos y equilibrados, permitiendo al robot cargar objetos pesados y mantener el equilibrio en terrenos irregulares.

La nueva generación también presenta una evolución en las manos del robot, rediseñadas para ofrecer una destreza excepcional. Los dedos ahora se mueven de manera más fluida y cuentan con sensores de presión, permitiendo al androide manipular objetos delicados con precisión.

Aunque detalles como la altura del Optimus Gen. 2 aún no se han revelado por completo, Tesla planea utilizar este robot en sus operaciones de producción. Además, se ha sugerido la posibilidad de transferir la personalidad al robot, lo que podría proporcionar una conexión más profunda con los usuarios.

En resumen, el Tesla Optimus Gen. 2 no es solo un robot, sino un paso hacia el futuro de la interacción humano-máquina. Con mejoras en movilidad, destreza y capacidad de manipulación, este androide promete ser un compañero versátil y eficiente en un mundo donde la tecnología y la inteligencia artificial se fusionan para mejorar nuestras vidas.

¡Forma parte de la conversación!