Durante cuatro años Lissett Arias Reyes, estuvo atada al mundo del consumo de las drogas y el alcoholismo, sin embargo después de una dura batalla entre recaídas y sus ganas de superar la adicción, logró rehabilitarse.

A través de su libro “Relatos de una Adicta”, ahora Lissett quiere llamar la atención de la juventud sobre las consecuencias del uso de las sustancias prohibidas.

“Estuve en las calles por cuatro años deambulando, todo eso me traumatizó”, dijo la valiente mujer, que narró cómo logró su rehabilitación gracias a la fe en Dios y los programas de rehabilitación.

El libro consta de siete capítulos en los que Arias Reyes cuenta su propia experiencia en el mundo de las drogas, y la manera en que logró salir de las calles y rehabilitarse.

Explica que las adicciones a las drogas consumen no sólo a quienes se encuentran envueltas en éstas sino también a quienes están a su alrededor, como fue el caso de sus hijos y familiares, quienes tuvieron que ver cómo se destruía lentamente.

En el libro, que fue puesto en circulación en un acto en la Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana, Arias Reyes también narra el difícil proceso que pasó su madre y sus hijos.

Aseguró que la lealtad que buscaba en las calles siempre la tuvo en su casa y nunca lo supuso.

Arias Reyes es madre de tres hijos y durante un tiempo los estupefacientes y el alcohol se apoderaron totalmente de ella.

La escritora quiso contar su historia a través de esta obra que los lectores pueden adquirir escribiendo al número 829-648-7544 y luego podrá ser adquirido en plataformas digitales cuando esté disponible.

¡Forma parte de la conversación!