El vuelo de Delta de Atlanta a Barcelona se vio obligado a dar media vuelta y realizar un aterrizaje de emergencia después de que un pasajero «tuviera diarrea explosiva durante todo el avión».

El pasado viernes el avión Airbus A350 llevaba dos horas de vuelo transatlántico desde Georgia a España cuando el piloto pidió regresar debido a la inusual situación que tenía realmente asqueados a los demás pasajeros.

Fue tal la situación que el mismo piloto tuvo que informar los motivos a la torre de control, en palabras que quedaron grabadas y podrá escuchar a continuación.

¡Forma parte de la conversación!