El deseo de retirarse temprano y disfrutar de una vida tranquila es una aspiración compartida por muchos dominicanos. El incremento en el número de personas que anhelan jubilarse antes responde a la búsqueda de una mejor calidad de vida, la oportunidad de pasar más tiempo con la familia y dedicarse a sus hobbies y actividades personales. La pandemia de covid-19 ha ejercido una influencia notable en este cambio de mentalidad y paradigmas.

Cibeles Jiménez, especialista en gestión de riesgos y finanzas personales, señala que es viable jubilarse antes de la edad legalmente establecida (60 años). Desde un punto de vista legal y regulatorio, es posible optar por la jubilación anticipada a partir de los 55 años, siempre y cuando se haya acumulado un fondo que permita disfrutar de una pensión que exceda el 150% de la pensión mínima.

Sin embargo, desde una perspectiva financiera, es crucial llevar a cabo una planificación rigurosa. Jiménez enfatiza que la jubilación temprana requiere una estrategia sólida que incluya ahorros desde el inicio de la vida laboral, inversión, creación de ingresos pasivos, y una estructura de gastos bien definida. Esta planificación garantiza cobertura médica, ocio, gastos básicos y otros aspectos esenciales durante la jubilación.

En República Dominicana, aunque muchos superan la edad de jubilación, no todos pueden hacerlo debido a requisitos específicos, como contribuir durante un mínimo de 360 meses o 30 años, según la Ley 87-01 sobre el Sistema Dominicano de Seguridad Social. Esta situación es aún más desafiante para los trabajadores informales, que representan más de la mitad de la fuerza laboral activa en el país.

Ante estos desafíos, es fundamental evaluar varios factores, como las necesidades financieras presentes y futuras, el estado de los ahorros y fondos de pensiones, y los ingresos y gastos previstos durante la jubilación. Además, diversificar la cartera de ahorro e inversión puede aumentar los retornos y mitigar riesgos.

La jubilación anticipada no está exenta de desafíos, como posibles sanciones por jubilarse antes de la edad estándar y la necesidad de acumular ahorros suficientes en un período más corto. Sin embargo, con una planificación cuidadosa y el asesoramiento adecuado, es posible alcanzar una jubilación exitosa y disfrutar de una vida plena en la etapa dorada.

¡Forma parte de la conversación!