En el noreste de China, se están enfrentando a graves inundaciones debido a las fuertes lluvias y el aumento del caudal de los ríos. Como consecuencia, varias ciudades ubicadas a lo largo del cauce de los ríos están en peligro, lo que ha llevado a llevar a cabo evacuaciones masivas para proteger a los residentes y minimizar los riesgos.

A pesar de las inundaciones y las preocupaciones, el país ha tenido suerte al evitar los peores efectos de la temporada de tifones que ha azotado otras partes del este de Asia. Sin embargo, las autoridades y los equipos de rescate están trabajando sin descanso para afrontar las emergencias causadas por las inundaciones.

En particular, la provincia de Hebei, que rodea la capital Beijing por tres de sus flancos, ha emitido varias alertas para advertir sobre la situación y ha implementado medidas para prevenir mayores daños. Además, la región de Heilongjiang, situada en el norte del país, ha tomado la decisión de desalojar completamente algunas localidades como medida preventiva ante el riesgo de inundaciones que podrían ser letales.

Lamentablemente, las inundaciones ya han cobrado vidas y han dejado personas desaparecidas. En los suburbios de Beijing, al menos 20 personas han perdido la vida debido a las tormentas que han desbordado rápidamente los sistemas de drenaje de la ciudad. Otras 27 personas están reportadas como desaparecidas, lo que aumenta la preocupación y el esfuerzo de los equipos de búsqueda y rescate.

¡Forma parte de la conversación!