El exjugador brasileño de voleibol de André Felippe Falbo Ferreira mejor conocido como Pampa, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, murió este viernes a los 59 años de edad por complicaciones durante el tratamiento de un cáncer.

La Confederación Brasileña de Voleibol (CBV) lamentó su fallecimiento, y lo destacó como uno de los grandes artífices del «primer título olímpico» de la categoría, en las Olimpiadas de Barcelona.

El exjugador padecía un cáncer linfático y estaba ingresado en un hospital de São Paulo desde mediados de abril, adonde había sido transferido desde Río de Janeiro por problemas derivados del tratamiento de quimioterapia, según el diario O Estado de S. Pãulo.

Nacido en Recife, Pampa fue ídolo de la afición brasileña y una referencia del voleibol masculino durante una década.

Además del oro de Barcelona ’92, ganó la Liga Mundial de 1993 y una medalla de plata en los Juegos Panamericanos de La Habana 1991.

«Pampa era un jugador de gran talento y formó parte de la generación que llevó al voleibol brasileño a lo más alto del podio olímpico por primera vez. Siempre será una referencia. Es un día muy triste para todo el voleibol brasileño», dijo el presidente de la CBV, Radamés Lattari, en un comunicado.

Lattari se solidarizó así con la familia y amigos de «este gran jugador, que escribió su nombre en la historia del deporte mundial para siempre».

Cuando se retiró de las canchas, Pampa ocupó varios cargos públicos relacionados con la promoción del deporte.

Estuvo en el Ministerio de Deportes entre el 2000 y el 2002, durante el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), y posteriormente fue secretario en municipios de São Paulo y Río de Janeiro.

¡Forma parte de la conversación!