La Casa Blanca ha otorgado el Premio Presidencial al Servicio Voluntario (PSVA) a María Jacobo, una destacada escritora y comunicadora dominicana, por su notable contribución a la comunidad de jóvenes autistas en Estados Unidos a través de la Fundación Ayudando Adultos con Autismo a ser Productivos y Excelentes (HAAPE).

En una ceremonia especial, Jacobo recibió la medalla de oro del PSVA, un certificado y una carta oficial del Presidente Joe Biden, en reconocimiento al valor y al impacto significativo de su labor voluntaria. Su trabajo se ha centrado en la creación de programas educativos y de capacitación profesional para ayudar a integrar a jóvenes y adultos autistas en el mercado laboral estadounidense.

«Es un gran honor para mí representar a mi país en un tema tan necesario como es el servicio a los más necesitados. La comunidad autista carece de recursos y apoyo, y sentí la llamada de Dios para ayudar a aquellos que más lo necesitan», expresó María Jacobo durante su discurso de agradecimiento.

Jacobo dedicó este premio a su hijo Enyol, quien ha sido su fuente de inspiración después de ser diagnosticado con autismo, y a Pedro, a quien considera su ángel guardián. Destacó que este reconocimiento es un testimonio del espíritu solidario y de ayuda mutua que caracteriza a los dominicanos, reflejando la solidaridad arraigada en su identidad cultural.

María Jacobo, natural de La Vega, es una experimentada líder emprendedora con más de dos décadas de experiencia, que ha dedicado gran parte de su carrera al trabajo social y comunitario, especialmente enfocándose en la población autista.

¡Forma parte de la conversación!