El presidente de la Junta Central Electoral, Román Jáquez Liranzo, anunció durante el Desayuno Listín la imposición de una veda electoral que iniciará a las 7:00 a.m. del sábado 17 de febrero. A partir de ese momento, quedará prohibida en todo el territorio nacional la venta y distribución de bebidas alcohólicas.

Según la ley, la venta de alcohol estará prohibida desde 24 horas antes del día de las elecciones y hasta 12 horas después de que concluya el proceso electoral del domingo.

Esta misma restricción se aplicará durante las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en mayo. Además de la prohibición de bebidas alcohólicas, se han pospuesto algunos eventos programados para el fin de semana de las elecciones.

El artículo 232 de la ley electoral establece la prohibición del expendio de bebidas alcohólicas desde 24 horas antes de la elección y hasta 12 horas después de que termine la votación. Excepcionalmente, se permite la venta en hoteles ubicados en zonas turísticas, siempre y cuando estén debidamente identificados por la Junta Central Electoral junto con las organizaciones autorizadas por los organismos oficiales que agrupan estos establecimientos.

¡Forma parte de la conversación!