Se recuerda que Google introdujo su primer chip móvil, llamado Tensor G1, para el Pixel 6 en 2021 después de varios años de desarrollo.

Google ha enfrentado retrasos en la creación de sus propios chips para los teléfonos Pixel, según fuentes cercanas al diario The Information. Estos dispositivos móviles, desarrollados por la compañía tecnológica, tienen características especiales que los hacen únicos.

Inicialmente, Google tenía planes de lanzar su primer chip personalizado, conocido internamente como «Redondo», con el objetivo de reemplazar los chips semipersonalizados diseñados en colaboración con Samsung. Sin embargo, han decidido mantener la asociación con Samsung por otro año y posponer el lanzamiento del diseño completamente personalizado, llamado internamente «Laguna», hasta el año 2025.

El propósito de Google al desarrollar sus propios chips es diferenciar aún más los teléfonos Pixel de la competencia, ofreciendo nuevas características y un rendimiento más rápido gracias a los diseños personalizados en el chip.

Desarrollo de Chips personalizados por Google

Aunque Google ya ha logrado mejoras significativas en fotografía y aprendizaje automático con los chips semipersonalizados, el uso de sus propios chips podría permitir un rendimiento aún mayor y un uso más eficiente de la energía, siguiendo el ejemplo de Apple con el iPhone.

Cuando realicen el cambio, también cambiarán su fabricante a Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC) para producir los chips, que llevarán el nombre de «Tensors». TSMC es el mayor fabricante de chips del mundo y goza de una excelente reputación en la industria.

Optar por TSMC permitiría a Google incluir procesadores más potentes y eficientes en sus dispositivos sin aumentar significativamente su tamaño. Hasta ahora, ambas compañías han optado por no hacer comentarios al respecto.

Cabe mencionar que Google introdujo su primer chip móvil, el Tensor G1, para el Pixel 6 en 2021 después de varios años de desarrollo. Aunque el diseño del chip se basó en gran medida en una colaboración con Samsung, el equipo de silicio ha realizado cambios significativos en cada generación.

El chip Tensor ha añadido capacidades avanzadas de aprendizaje automático que permiten al Pixel realizar tareas de procesamiento de datos en el dispositivo, en lugar de depender completamente de la nube.

Esto ha permitido acelerar funciones como subtítulos en vivo, traducción de idiomas y reconocimiento de voz, al mismo tiempo que ahorra energía de la batería. Además, Google ha destacado las mejoras en las capacidades fotográficas del Pixel gracias al Tensor, como la eliminación de elementos no deseados, la representación precisa de tonos de piel y la eliminación del desenfoque en fotos de rostros.

Los teléfonos Pixel ofrecen actualizaciones rápidas y directas de software, almacenamiento gratuito en Google Photos y acceso a Google Assistant.

Estos dispositivos cuentan con una función de detección de spam en llamadas, que identifica y bloquea automáticamente llamadas no deseadas o sospechosas, evitando las molestias de las llamadas de telemarketing o de estafadores.

La función Night Sight es altamente elogiada por su capacidad para capturar fotos de alta calidad en condiciones de poca luz. Utilizando algoritmos avanzados, estos teléfonos pueden iluminar escenas oscuras sin necesidad de flash, logrando imágenes destacadas incluso en la oscuridad.

Suelen tener una cantidad generosa de memoria RAM para garantizar un rendimiento fluido y multitarea eficiente, aunque esto puede variar según el modelo y la generación del teléfono Pixel.

Cuentan con pantallas de alta calidad con tecnología OLED o AMOLED, que ofrecen colores vivos, alto contraste y excelentes niveles de brillo para una experiencia visual inmersiva.

Generalmente, estos teléfonos tienen una cámara principal de alta resolución, junto con otras cámaras secundarias para funciones como zoom óptico, modo retrato y gran angular. Además, utilizan algoritmos avanzados de procesamiento de imagen para capturar fotos de alta calidad y mejorar la experiencia fotográfica.

¡Forma parte de la conversación!