La vicepresidenta Raquel Peña afirmó que el Gobierno dominicano no ha recibido comunicaciones oficiales de AstraZeneca sobre posibles efectos secundarios de su vacuna contra el COVID-19.

Aunque la empresa ha admitido en documentos legales la posibilidad de causar el síndrome de trombosis con trombocitopenia (TTS), el Gobierno aún no ha recibido informes formales al respecto.

Peña aseguró que el Gobierno seguirá las recomendaciones internacionales sobre el tema y se hará responsable de cualquier medida necesaria. La declaración se produjo durante el lanzamiento del Centro de Emprendimiento ICC en República Dominicana.

¡Forma parte de la conversación!