Madrid.- España no abrirá embajada en Palestina tras su reconocimiento como Estado y las relaciones diplomáticas con ese país serán ejercidas por los funcionarios del consulado de España en Jerusalén.

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, señaló este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros que aprobó ese reconocimiento, que la decisión del Gobierno supone reconocer a Palestina como sujeto de derecho internacional a todos los efectos, unos efectos que dijo que son inmediatos y que han empezado a activarse desde este momento.

Albares explicó que España tenía ya relaciones diplomáticas con Palestina, que tiene una misión en Madrid.

España normalizó sus relaciones con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en 1986, lo que se tradujo en la formalización del estatuto de la oficina diplomática, que adquirió los derechos de cualquier embajada, excepto la inviolabilidad diplomática, por carecer de territorio reconocido.

Las relaciones por parte de España seguirán realizándose a través de los diplomáticos del consulado de España en Jerusalén, como recordó Albares que hacen muchos otros países.

Después de que Israel haya anunciado que cortaba la conexión entre la embajada de España en Tel Aviv y los palestinos y que prohibía al consulado español en Jerusalén prestar servicios a los palestinos, Albares dijo que la asesoría jurídica internacional de su departamento y todo el equipo encargado de las relaciones con Oriente Medio están estudiando esa decisión.

Al respecto, recordó que hay una convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y consulares, con unos privilegios e inmunidades que España respeta escrupulosamente con todos los países del mundo y, por tanto, exige también el mismo respeto.

El ministro recalcó que el consulado en Jerusalén tiene rango de histórico e hizo hincapié en que defenderá en todo momento el derecho internacional, los intereses de España y la relación con el pueblo palestino.

Albares había avanzado también que habrá una respuesta coordinada con Irlanda y Noruega a las provocaciones y «bulos infames» de que están siendo objeto por parte del ministro de exteriores israelí, Israel Katz.

Fuentes diplomáticas señalaron que esa actuación conjunta llegará muy pronto, sin ofrecer una fecha concreta y subrayaron que lo prioritario en estos momentos era reconocer a Palestina. 

¡Forma parte de la conversación!