El presidente de Estados Unidos Joe Biden ha sido objeto de múltiples criticas luego del debate presidencial al que se enfrentó con el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, mientras que quienes regularmente lo ven dirigiendo en el Despacho Oval y en el Air Force One afirman que la conducta del mandatario se muestra de diferentes maneras.

Según versiones, Biden regularmente se mantiene ocupado y concentrado, pero hay momentos en donde su mente tiene espacio de distracción en el cual parece confuso y se queda callado en medio de una frase, a tal punto que parece confundido. De igual manera, se le escapan los detalles mas importantes de la política, olvida los nombres de las personas y mira fijamente.

En ocasiones, la mayor autoridad de Estados Unidos tiene dificultades para concentrarse, sin embargo; este comportamiento no suele ser inusual para alguien de 81 años de edad, misma que no es impedimento para buscar la oportunidad de mantenerse cuatro años mas en la Casa Blanca.

En el momento del debate, el presidente parecía pálido, ofrecía respuestas incoherentes y le dio un giro distinto a lo que se trataría en el conversatorio.

El enfrentamiento del 27 de junio alarmó a los demócratas y a sus patrocinadores financieros, en parte, porque Biden parecía mucho peor que durante los momentos casi rutinarios en los que es menos agudo. Y eso ha planteado preguntas sobre si está listo para una campaña que solo se volverá más desagradable y si puede gobernar efectivamente durante otros cuatro años si gana.

La secretaria de prensa de la Casa BlancaKarine Jean-Pierre. dijo «Entendemos las preocupaciones. Lo entendemos». Pero insistió en que Biden no tiene intención de alejarse de la campaña. «El presidente tiene los ojos claros y se mantiene en la carrera».

Pero ha habido otras señales notables en las últimas semanas, desde el itinerario restringido de Biden durante una reciente visita a Francia hasta su comportamiento plano durante una gran recaudación de fondos de Hollywood con las principales estrellas.

La forma en que es en privado es la forma en que a menudo lo es en público: desigual

La forma en que Biden actúa en privado, según los observadores habituales, a menudo rastrea cómo se muestra públicamente. En ambos escenarios, puede ser mando un día y detenerse otro.

Un día después de su error en el debate, la voz de Biden en un mitin en Carolina del Norte era contundente, sus ojos alertas, su discurso seguro. Mientras hablaba, los aplausos llenaron la sala.

«Les doy mi palabra como Biden. No volvería a postularme si no creyera con todo mi corazón y mi alma que puedo hacer este trabajo porque, francamente, hay demasiado en juego«.

Su discurso sobre el Estado de la Unión a principios de este año fue ampliamente visto como un discurso confiado y ardiente que mostró que estaba listo para enfrentarse a Trump.

A pesar de todo, la preocupación pública sobre el estado físico de Biden durante otros cuatro años ha sido persistente.

¡Forma parte de la conversación!