El presidente Biden enfatizó la importancia de que Israel no utilice la ayuda humanitaria como una herramienta de negociación y solicitó que se permita un mayor ingreso de alimentos y medicamentos a la Franja de Gaza.

Durante su discurso ante el Congreso, declaró que la asistencia humanitaria no puede ser subestimada ni utilizada como moneda de cambio. Destacó la prioridad de proteger vidas inocentes y mencionó los esfuerzos liderados por Estados Unidos para aumentar la ayuda humanitaria en Gaza.

Además, confirmó la habilitación de un puerto en la Franja de Gaza para facilitar la entrada de alimentos y medicamentos, indicando que el Ejército de Estados Unidos lideraría una misión de emergencia para establecer un muelle temporal en la costa de Gaza, sin necesidad de desplegar soldados estadounidenses en el terreno. El envío de suministros se realizará desde Chipre, según informaron fuentes gubernamentales.

¡Forma parte de la conversación!