Paula Santana Escalante, cuyo cuerpo fue encontrado en una de las alcantarillas de la empresa donde trabajaba en la Zona Franca de Las Américas, falleció debido a asfixia por estrangulación y fue víctima de abuso sexual por parte de sus agresores, según el reporte de los peritos de Patología Forense.

Los sospechosos del crimen, identificados como Joaquín Alexander Hidalgo Marte, alias Alex, de 38 años, y Alex Elvin Cruz Díaz, conocido como Chuki, de 23, ambos empleados de la misma empresa que la víctima, serán presentados ante la justicia en las próximas horas a través del Ministerio Público, donde se determinará la medida de coerción que se les aplicará.

La detención de los dos hombres se llevó a cabo siguiendo estrictos protocolos establecidos para este tipo de casos, que incluyeron numerosas entrevistas y el análisis de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad en la escena del crimen.

El viernes, los restos de Paula Santana Escalante fueron sepultados en el Cementerio Cristo Salvador, ubicado en la carretera Mella, en el mismo municipio donde residía.

La tragedia ha causado conmoción entre familiares y diversos sectores de la sociedad, que esperan que se haga justicia y se esclarezcan los hechos. 

¡Forma parte de la conversación!