El hecho ocurrió el 27 de octubre de 2022, en la estación de combustible Shell ubicada en la avenida San Martín

El Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó a 30 años de prisiónWander Antonio Tavares Peña y a Gabriel Nicolás Martínez Rivera, alias Gaby, respectivamente, tras ser declarados culpables de ultimar a Francisco Javier Santiago Polanco durante un asalto, en una estación de combustible en la que trabajaba como administrador , para ser despojado de su arma de fuego, la cual portaba de manera legal.

El Ministerio Público, representado por las fiscales litigantes Elaine Soto y Yukerky Utate, logró que las juezas Claribel Nivar Arias, Yissel Soto y Clara Sobeida Castillo variarán la calificación jurídica inicial del proceso. Además, aportaron las pruebas periciales, materiales y documentales que condujeron a la condena de 30 años para cada involucrado, la cual deberán cumplir en el Centro Penitenciario de La Victoria.

Según informa el fiscal investigador, José Martínez, el hecho ocurrió el 27 de octubre de 2022, en la estación de combustible Shell ubicada en la avenida San Martín, en el Ensanche La Fe, del Distrito Nacional, mientras la víctima se encontraba en el lugar, junto a dos compañeros de trabajo, cuando Wander Antonio Tavares Peña y Gabriel Nicolás Martínez Rivera, llegaron a bordo de una motocicleta, simulando que iban a abastecerse de combustible.

Sobre el hecho

Cuando llegaron al lugar, ambos se desmontaron de la motocicleta y sacaron sus armas de fuego tipo revólver. Gabriel Nicolás Martínez Rivera, alias Gaby, realizó el primer disparo, haciendo que la víctima cayera al pavimento. Posteriormente, Wander Antonio Tavares Peña le realizó varios disparos adicionales, le despojaron de su arma de fuego y se marcharon en la motocicleta.

El acontecimiento fue captado por las cámaras de seguridad de la empresa, así como las de varios negocios adyacentes y, gracias al apoyo del Sistema Nacional de Emergencia 9-1-1, pudieron ubicar el recorrido trazado. Estas grabaciones permitieron a los agentes de la Policía Nacional identificar y apresar a los responsables mediante allanamientos simultáneos.

La autopsia realizada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) confirmó que la muerte de Francisco Javier Santiago Polanco fue inmediata debido a las heridas de bala recibidas.

La acción fue calificada como asociación de malhechores, para cometer robo agravado, delito presidido de homicidio voluntario, haciendo uso de arma de fuego ilegal, en violación a los artículos 265, 266, 295, 304, 379 y 382 del Código Penal Dominicano y de los artículos 66, párrafo II, y 67 de la Ley 631-16 sobre Control y Regulación de Armas.

¡Forma parte de la conversación!