Martin Neumaier, el segundo candidato en la lista para las elecciones municipales de Aalen (Baden-Württemberg, Alemania), ha sido visto en videos realizando actos perturbadores, como lamer los retretes y las escobillas de un baño público. Este comportamiento no es nuevo para este excéntrico político, ya que en otro video se muestra dibujándose un bigote al estilo de Hitler usando excremento.

En el video, Neumaier menciona que lamer los baños es parte de su «castigo», aunque no proporciona más detalles. Otro video publicado en sus redes sociales lo muestra masturbándose con un consolador mientras canta el himno nazi alemán.

Las reacciones al comportamiento de Neumaier han sido contundentes. Chris-Robert Berendt, presidente del distrito del FDP Ostalb, subrayó al presentar las listas electorales que la diversidad y la fuerza del distrito estaban representadas, pero Neumaier utilizó esta plataforma para publicar contenido inusual y perturbador.

Los internautas han reaccionado con comentarios críticos: «¿Esta es la misma raza que estuvo a punto de conquistar el mundo?», «Personas así deben ser evaluadas por profesionales de la salud mental y no ser opciones políticas», y «¿Cuál es el beneficio de grabarse lamiendo un inodoro?».

Los videos de Neumaier podrían tener consecuencias legales

En otros videos, Neumaier saluda al ministro de Propaganda nazi, Joseph Goebbels, y se unta excremento debajo de la nariz, refiriéndose a una «barba de Hitler hecha de mierda». Este contenido también ha sido eliminado. Además, en otro video, se graba en el baño de una estación de tren, lamiendo inodoros nuevamente.

La simbología nazi está prohibida en Alemania. El párrafo 86 del Código Penal alemán prohíbe señales y símbolos de organizaciones inconstitucionales, incluyendo banderas, insignias, uniformes, lemas, canciones y saludos. Incluso los símbolos de organizaciones legales que se parecen a los partidos o asociaciones inconstitucionales están prohibidos. Las excepciones incluyen adaptaciones satíricas o artísticas de los símbolos nazis, así como una esvástica tachada, utilizada por algunos grupos autónomos de izquierda para combatir la ideología nacionalsocialista.

¡Forma parte de la conversación!