Según el último número de la revista The Lancet Infectious Diseases, un hombre alemán de 62 años ha recibido 217 dosis de vacunas contra la COVID-19, a pesar de los consejos médicos en contra.

Durante un periodo de 29 meses, este individuo, cuya identidad no se ha revelado, adquirió y se administró las vacunas de forma privada. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Erlangen-Nuremberg sugiere que el hombre no experimentó efectos adversos por estas múltiples dosis.

Kilian Schober, del departamento de microbiología de la universidad alemana, explicó que conocieron el caso a través de artículos periodísticos y se pusieron en contacto con él para invitarlo a someterse a varias pruebas en Erlangen. Se tomaron muestras de sangre y saliva para evaluar su respuesta inmunológica a las vacunas.

A pesar de la preocupación de que la estimulación excesiva del sistema inmunológico con dosis repetidas pudiera causar fatiga en las células, no se encontraron evidencias de esta situación en el hombre, y no había indicios de que alguna vez hubiera estado infectado con COVID-19.

Los resultados de las pruebas realizadas a este hombre no fueron concluyentes para hacer recomendaciones amplias al público, según los expertos.

La universidad indicó que, según las investigaciones actuales, el enfoque preferido sigue siendo una vacuna de tres dosis, junto con vacunas complementarias periódicas para los grupos vulnerables.

¡Forma parte de la conversación!