La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santiago ha decidido imponer 12 meses de prisión preventiva como medida de coerción al exfugitivo que intentó evadir su responsabilidad penal en delitos cibernéticos investigados bajo la Operación Discovery 2.0. El individuo, identificado como Kelvin Antonio Carmona Sánchez (Calvin), fue sorprendido intentando escapar del país en el Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA) José Francisco Peña Gómez.

La Fiscalía de Santiago señala a Carmona Sánchez como una figura clave en la estructura del cibercrimen que se apropió de los recursos de cientos de ciudadanos estadounidenses a través de operaciones irregulares coordinadas desde centros de contacto en varios puntos del país.

El magistrado Warlyn Alberto Tavárez Reyes, representante de la Fiscalía de Santiago, demostró al juez coordinador de los Juzgados de la Instrucción, José Rafael D’ Asís, que debido al intento comprobado de evadir la justicia, existe un riesgo inminente de fuga por parte del imputado, justificando así la prisión preventiva como la medida adecuada.

La Fiscalía destacó que el arresto de Carmona se llevó a cabo en el aeropuerto cuando recibieron una alerta sobre su intento de fuga, coordinando con la División Especial de Investigación de Delitos Transnacionales (Deidet) de la Dirección General de Aduanas (DGA), la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol) en Santo Domingo y la Policía Nacional.

La investigación de la Fiscalía de Santiago, que duró más de un año, reveló que Carmona Sánchez desempeñaba un papel crucial en la estructura criminal responsable de delitos como estafa, intimidación, chantaje y usurpación de identidad contra ciudadanos estadounidenses.

Carmona Sánchez enfrenta cargos por violación de varios artículos del Código Penal Dominicano, incluyendo complicidad, asociación de malhechores, usurpación de identidad, y el artículo 405 que aborda la estafa. También se le imputan violaciones a la Ley 155-17 sobre Lavado de Activos y otros artículos de la Ley 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, que penalizan la obtención ilícita de fondos y la estafa a través de medios informáticos.

La Operación Discovery 2.0, coordinada por la Fiscalía de Santiago y la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, cuenta con la cooperación internacional de la Policía de Nueva York y la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de los Estados Unidos.

¡Forma parte de la conversación!