Twitter y su propietario, Elon Musk, fueron demandados este miércoles en un tribunal de Estados Unidos por ex-empleados que exigen al menos 500 millones de dólares (unos 450 millones de euros) en concepto de indemnización por despido que dicen está relacionado con su lucha, pero no lo consiguieron. 

Dirigidos por la ex directora de recursos humanos de la compañía, Courtney McMillan, los empleados despedidos presentaron una demanda en San Francisco, California. 

Musk ha despedido a unos 6.000 empleados de Twitter desde que lo compró, pero ninguno de ellos ha recibido compensación en virtud del plan de indemnización de la empresa, según la demanda. 

McMillan dijo que el plan exige que los trabajadores despedidos reciban al menos dos meses de pago, más el pago de una semana por cada año de servicio en el momento del despido, y algunos podrían recibir más compensación según el puesto. Sin embargo, la demanda dice que los exempleados solo recibieron un máximo de un mes de indemnización por despido, y muchos aún no la han recibido, por lo que los signatarios acusan a Twitter y Musk de violar las normas federales de compensación para trabajadores. 

Otros casos de demanda en Twitter

La empresa ya enfrenta otras demandas similares por presunto incumplimiento de contrato con los trabajadores despedidos, y esta demanda se basa en violaciones de esas leyes estadounidenses. 

Aunque no se especificó el número de víctimas, la demanda afirma que los despedidos tienen derecho colectivo a por lo menos $500 millones en daños. 

Después de tomar el control de Twitter el año pasado, Musk emprendió una reorganización radical de la red social y despidió abruptamente a más de la mitad de su personal, seguido de varios despidos. En total, se estima que la empresa ha reducido su plantilla a unos 1.300, frente a los 7.500 anteriores. 

¡Forma parte de la conversación!