En medio de la escalada de violencia en Sumi, Ucrania, un devastador ataque con un dron ruso sacudió la localidad de Novoslobidsk, dejando una estela de tragedia. La madrugada del 20 de febrero, un dron del tipo ‘Lancet’ impactó contra una vivienda, cobrando la vida de cinco miembros de una misma familia.

Las víctimas, identificadas como una madre, sus dos hijos, una abuela y una pariente, fueron sorprendidas por el ataque en el distrito de Konotop. El incidente provocó la destrucción del edificio residencial y desencadenó un incendio devastador.

El consejo municipal de Novoslobidsk denunció el acto como un crimen perpetrado por terroristas rusos, mientras que la administración regional prometió que los responsables serán llevados ante la justicia. Este trágico suceso resalta el deterioro de la situación en la región, donde la población civil se ve atrapada en medio del conflicto.

¡Forma parte de la conversación!