Una serie de tormentas severas azotaron el este de los Estados Unidos este martes, resultando en miles de vuelos retrasados o cancelados.

Durante la madrugada del martes, se registraron más de 300 vuelos cancelados y otros 940 retrasados, según información de FlightAware. Estos números representan una notable mejoría con respecto al día anterior, cuando hubo 8,200 vuelos retrasados y 1,600 cancelados.

Delta Air Lines experimentó alrededor de 100 cancelaciones, lo que equivale a aproximadamente el 3% de su itinerario, además de 148 vuelos retrasados en este martes. El aeropuerto LaGuardia en Nueva York resultó ser el más afectado, con 20 vuelos cancelados y 11 retrasados. Otros aeropuertos importantes, como Atlanta, Newark Liberty y Boston Logan, también enfrentaron algunas cancelaciones y retrasos menores.

Las tormentas del lunes dejaron cerca de 400,000 hogares y negocios sin electricidad en una extensa área del este de Estados Unidos. Además, provocaron la muerte de al menos dos personas, daños en vecindarios y dejaron a varias personas atrapadas en una carretera de Maryland durante varias horas.

Aunque las condiciones climáticas pueden ser un factor contribuyente, estos retrasos y cancelaciones se han vuelto habituales en los últimos meses debido a la escasez de personal que afecta a las aerolíneas y a los controladores de tráfico aéreo. Esta falta de personal ha llevado a paralizaciones en tierra durante la temporada de viajes de verano.

La Administración Federal de Aviación (FAA) señaló el lunes que tiene limitaciones para dirigir vuelos desde Nueva York hacia el norte a través del espacio aéreo canadiense debido a problemas de personal en Canadá.

¡Forma parte de la conversación!