Brianna Coppage, una profesora de secundaria de Missouri fue suspendida luego de que las autoridades escolares descubrieron que vendía contenido con su esposo en la plataforma para adultos Onlyfans. Esto ocurrió luego de una investigación incentivada por diversos rumores; este hecho ha enfurecido a ciertos padres de familia, quienes consideran que es inaceptable. 

La motivación detrás de su involucramiento en OnlyFans se originó de una necesidad económica. Con un salario anual de 42 mil dólares anuales, la plataforma se convirtió en una fuente de ingresos adicional, recaudando entre 8 mil y 10 mil mensuales, una cifra que se ha duplicado tras la noticia de la suspensión, declaró en una entrevista reciente, según recogió el diario estadounidense The New york Post. 

La reacción del distrito no se hizo esperar. Kyle Kruse, el superintendente del distrito, señaló la preocupación sobre la posible publicación de contenido inapropiado en internet por parte de un empleado. Aunque la situación legal de Coppage aún está en revisión, la realidad apunta a que será despedida. 

La confesión de Coppage sobre su consciencia del riesgo asumido, evidencia la complejidad de la situación, «Era como si siempre hubiera una nube sobre mi cabeza, como si nunca supiera cuándo me descubrirían… hace unas dos semanas, nos dijeron a mi marido y a mí que la gente se estaba enterando. Así que sabía que este día iba a llegar, declaró Coppage al St. Louis Post-Dispatch.

La maestra con OnlyFans se dijo triste por lo ocurrido

«El distrito dice que aún no han tomado una decisión, pero estoy uniendo las piezas… No voy a volver… Soy muy consciente de que probablemente nunca volveré a enseñar, pero ese era el riesgo que sabía que corría. Me entristece. Echo de menos a mis alumnos», mencionó la docente de 28 años. 

Luego del escándalo, la tía de uno de los ex alumnos de Briana quien usaba el alias de “Brooklin Love”, lanzó una campaña en Change.org en llamada «ayuda a Brianna Coppage a recuperar su carrera como maestra», la cual suma ya 68 firmas, pero no está claro si este esfuerzo servirá de algo, sólo queda esperar la determinación de las autoridades estudiantiles. 

¡Forma parte de la conversación!