Durante el mes de febrero, una serie de crímenes ha sacudido a la República Dominicana, generando preocupación y conmoción a nivel nacional. Según registros periodísticos recopilados, al menos siete homicidios se han registrado hasta el día 25, desafiando los esfuerzos de las autoridades por mantener el orden y la seguridad ciudadana.

Entre los crímenes más destacados, se encuentra el asesinato del excoronel Francisco Antonio Fernández Bautista (Tony), tío del exdirector general de la Policía Nacional, Ney Aldrín Bautista Almonte, ocurrido el 31 de enero en el residencial El Ejecutivo, al norte de la provincia Santiago.

El 4 de febrero, fue hallado el cadáver de un hombre identificado como Luis Alberto Domínguez, conocido como “Papo”, en el municipio de Navarrete, Santiago, con signos de violencia y ataduras en las manos. Pocos días después, el 12 de febrero, se encontró otro cuerpo en circunstancias similares en el mismo municipio.

El 15 de febrero, en medio de un tiroteo en el municipio El Valle, provincia Hato Mayor, fue asesinado Luis Manuel Hernández Severino, quien se desempeñaba como profesor.

Entre las víctimas también se encuentra Paula Santana, de 23 años, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida en un pozo séptico el pasado jueves, cerca de la empresa de zona franca donde trabajaba. Los peritos forenses determinaron que Santana fue estrangulada y abusada sexualmente.

El abogado Félix Alberto de Jesús, conocido como “Moraito”, también fue víctima de la violencia criminal, siendo ultimado durante un atraco en el municipio Pedro Brand.

Hasta el momento, las autoridades no han identificado a todos los responsables de estos crímenes, pero aseguran que se están llevando a cabo investigaciones para esclarecer los casos y llevar a los culpables ante la justicia.

¡Forma parte de la conversación!