La problemática del tráfico en Santo Domingo, es crónico que afecta a diario a miles de ciudadanos, debido a los tapones que son frecuentes, especialmente durante las horas pico de la mañana y la tarde que pueden durar horas.

Sin embargo, es importante diferenciar entre tráfico y transito, ya que no son sinónimos: 

Tráfico se refiere al movimiento de vehículos o personas y puede utilizarse para describir el flujo en una carretera, el volumen en una ciudad o el movimiento global de bienes y personas a través de un sistema de transporte.

Tránsito es un termino más general que engloba el paso de personas, vehículos o mercancí­as por un lugar con el movimiento de personas a través de un edificio, el paso de mercancías a través de un puerto o el movimiento general de personas.

El congestionamiento vehicular se ha convertido en un desafío cada vez más apremiante en la ciudad de Santo Domingo, se ve constantemente saturada de tráfico, lo que resulta en largos tiempos de espera, una disminución en la productividad y un impacto negativo en la calidad de vida de los ciudadanos.

El crecimiento poblacional ha generado una mayor demanda de vehículos, ya que más personas necesitan desplazarse para cumplir con sus obligaciones laborales, académicas y cotidianas.

La disponibilidad de facilidades de crédito ha hecho que la adquisición de vehículos sea más accesible para la población y ha contribuido al crecimiento del parque automotor.

La arraigada cultura del automóvil ha llevado a que el vehículo privado sea el medio de transporte preferido, incluso para trayectos cortos. 

Causas:

La flota de autobuses y vehículos de transporte público tiende a ser obsoleta, lo que resulta en un servicio poco atractivo, incómodo y poco seguro para los usuarios; desincentiva más su utilización y contribuye al congestionamiento vehicular en la ciudad.

Otro problema importante es la falta de integración modal entre los diferentes medios de transporte público disponibles, como autobuses, metro y taxis, ya que dificulta la realización de viajes multimodales, lo que hace que sea menos conveniente y atractivo para los ciudadanos.

La cultura de conducción agresiva es un factor que contribuye significativamente a los problemas de tráfico y seguridad vial en la ciudad, la falta general de respeto por las normas de tránsito, lo que se manifiesta en la alta velocidad en las calles.

La falta de educación vial adecuada entre los conductores y la ausencia de programas efectivos contribuye a comportamientos irresponsables al volante, lo que aumenta el riesgo de accidentes y congestiones viales.

Además, la ineficacia de la vigilancia y el control del cumplimiento de las normas de tránsito perpetúa la cultura de conducció agresiva. La falta de aplicación de sanciones y la impunidad de los infractores alimentan un ciclo de irresponsabilidad.

Falta de planificación:

El crecimiento urbano desordenado ha generado una serie de problemas derivados de una planificación urbana deficiente, entre ellos las vías, así­ como la ubicación cantica de negocios y residencias, lo que ha dado lugar a cuellos de botella en el tráfico que son cada vez más comunes en la ciudad.

Esta ausencia de una zonificación adecuada ha permitido la combinación indiscriminada de zonas residenciales y comerciales en áreas urbanas, lo que contribuye auny más a la congestión del tráfico local y dificulta la circulación vehicular de manera significativa y afecta la calidad de vida de los residentes al generar ruidos y contaminación en zonas residenciales.

Verdadera planificación: 

La implementación de carriles exclusivos para el transporte masivo en ciudades como Santo Domingo ha sido objeto de debate constante, con opiniones divergentes sobre su efectividad y viabilidad. A pesar de que en el pasado estos carriles no han logrado el impacto deseado debido a la falta de planificación, control e inversión adecuados, existen estrategias que podrán convertirlos en una herramienta clave para mejorar la movilidad urbana y la calidad de vida de los ciudadanos.

Para lograr una implementación eficiente de los carriles exclusivos para el transporte masivo, es fundamental seguir una serie de pasos:

Se requiere una planificación integral que incluya un estudio exhaustivo de factibilidad e implica analizar la viabilidad técnica, económica y social de la implementación de carriles exclusivos en las diferentes vías de la ciudad, asícomo definir las rutas estrategicas con mayor demanda de transporte público.

Garantizar el control efectivo de estos carriles mediante la implementación de tecnología avanzada, como cámaras de vigilancia y sistemas de control de tráfico, así como la aplicación estricta de sanciones a los conductores que invadan los carriles exclusivos. 

Por otro lado, una inversión significativa en infraestructura, incluyendo la mejora de las vías donde se implementarán los carriles exclusivos, la modernización de la flota vehicular con autobuses seguros y accesibles, y la instalación de sistemas de información en tiempo real sobre las rutas y horarios del transporte público.

La guagua

La palabra «guagua» es comúnmente utilizada para referirse a los autobuses que conforman el sistema de transporte público, tanto en áreas urbanas como interurbanas. 

En su mayoría, son propiedad de empresas privadas, aunque algunas rutas son gestionadas por el Estado, sus tarifas son relativamente económicas, lo que las convierte en una opción asequible para gran parte de la población. 

Pero este sistema de transporte se ha convertido en un dolor de cabeza para la ciudadanía, debido a que los usuarios manifiestan que los conductores no tienen respeto por las normas de tránsito, los vehículos son poco cómodos e inseguros, lo que se traduce en utilizar el carro particular. 

Impacto del DIGESETT 

El DIGESETT (Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre), entidad vinculada al Ministerio de Obras Públicas y Transportes de la República Dominicana, tiene como objetivo principal regular y fiscalizar el tránsito vehicular y el transporte terrestre en el país. Sin embargo, en los útimos años, su gestión ha sido objeto de críticas por parte de la ciudadanía y diversos sectores de la ciudadanía.

Uno de los principales puntos de crítica es su aparente ineficacia en la reducción de accidentes de tránsito, por la falta de control efectivo en las calles y carreteras, lo que facilita que muchos conductores infrinjan las normas de tránsito, aumentando así el riesgo de accidentes. 

Otro aspecto crí­tico es la presencia de abusos de autoridad y corrupción, la comunidad han denunciado casos de oficiales que solicitan sobornos a los conductores para evitar multas o sanciones, además de reportes de maltrato verbal e incluso física hacia los ciudadanos, lo que se trae a la falta de transparencia en los procesos y procedimientos. 

El impacto negativo se extiende a la economía del país, los costos asociados a multas y trámites burocráticos representan un gasto considerable para los conductores, mientras que los accidentes de tránsito y la congestión vehicular generada por la falta de control efectivo afectan la productividad económica.

¡Forma parte de la conversación!