El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió hoy a Europa sobre «consecuencias graves» si los países de la OTAN permiten a Ucrania utilizar armas occidentales contra objetivos en territorio ruso.

«Los representantes de los países de la OTAN, especialmente en Europa, deben ser conscientes de los riesgos que están tomando. Estos son países con territorios pequeños pero densamente poblados,» dijo Putin durante una rueda de prensa tras su visita a Uzbekistán.

Putin enfatizó que estos factores deben ser considerados antes de discutir ataques dentro de Rusia. «Esta escalada constante puede tener serias repercusiones, y si estas repercusiones se sienten en Europa, ¿cómo reaccionará Estados Unidos?», añadió, refiriéndose a la paridad nuclear entre Rusia y Estados Unidos.

En respuesta a las declaraciones del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, sobre permitir a Ucrania atacar Rusia con armamento occidental, Putin señaló que las armas de largo alcance no pueden ser usadas sin la ayuda de satélites espías occidentales. «Él fue primer ministro de Noruega, y llegamos a acuerdos en el pasado. No creo que sufra de demencia», comentó Putin.

Putin destacó que los misiles de crucero Storm Shadow pueden recibir instrucciones de vuelo sin la intervención de soldados ucranianos, y que los objetivos de los misiles ATACMS estadounidenses se basan en datos satelitales. «Estas operaciones las realizan los países de la OTAN, no los soldados ucranianos», subrayó.

Putin también cuestionó si Estados Unidos realmente desea un acuerdo en materia de armamento estratégico, ya que Moscú no percibe «mucho interés».

En declaraciones recientes, Jens Stoltenberg afirmó que atacar objetivos militares dentro de Rusia es «legal» si son objetivos legítimos, sugiriendo levantar el veto sobre el uso de armas occidentales por parte de Ucrania.

Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Seguridad, pidió un «equilibrio» entre la necesidad de Ucrania de atacar objetivos en Rusia y el riesgo de una escalada en el conflicto.

El primer ministro belga, Alexander De Croo, mencionó que los aviones de combate F-16 que entregarán a Ucrania solo podrán ser utilizados en territorio ucraniano y no para atacar directamente a Rusia. Sin embargo, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, sigue insistiendo en la autorización para usar armamento occidental contra territorio ruso.

El Reino Unido ha permitido a Ucrania usar su armamento para atacar territorio enemigo, pero Estados Unidos, Alemania, Francia y la mayoría de los aliados de Kiev se han opuesto a esta medida.

¡Forma parte de la conversación!