La presidenta de Perú, Dina Boluarte, hizo un enérgico llamado al Poder Judicial el pasado domingo, exigiendo la captura inmediata y la revisión de la decisión que dejó en libertad al individuo acusado de presuntamente violar a su hijastra de 11 años y dejarla embarazada. La presidenta, quien habló desde el Instituto Nacional Materno Perinatal de Lima, donde la niña se encuentra hospitalizada, reafirmó el compromiso del Gobierno para proteger y amparar a la menor, asegurando que no la abandonarán.

Este caso, conocido como el de «Mila» para proteger la identidad de la niña, ha generado la preocupación de organismos internacionales como Naciones Unidas, Save the Children y CHS Alternativo, quienes instaron al Estado peruano a garantizar el acceso de la niña al aborto terapéutico.

La menor, embarazada a las 17 semanas como resultado de una violación perpetrada por su padrastro, Lucas Pezo Amaringo, fue inicialmente negada del aborto terapéutico por la junta médica del hospital en Loreto. Sin embargo, la junta médica del Instituto Nacional Materno Perinatal de Lima finalmente aprobó el procedimiento, citando la necesidad de preservar la salud física y mental de la niña.

El agresor, Lucas Pezo Amaringo, permanece en libertad bajo comparecencia restringida, después de que el Poder Judicial rechazara la solicitud de prisión preventiva por falta de pruebas contundentes, lo que generó la indignación de la presidenta Boluarte.

La Primera Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Loreto programó una audiencia de apelación para evaluar la petición de prisión preventiva de Pezo, la cual está programada para el próximo miércoles.

La presidenta Boluarte enfatizó que la sociedad no puede permitir la violencia contra menores, mujeres y cualquier individuo, reafirmando la importancia de vivir en una sociedad democrática y de respeto.

¡Forma parte de la conversación!