7 SEGUNDOS.- En la política de la República Dominicana, un tema ha cobrado un protagonismo ineludible: el financiamiento de los partidos políticos. En medio de la incertidumbre y el escrutinio público, datos y estudios de diversas fuentes han arrojado luz sobre esta preocupación que resuena con fuerza en todos los rincones del país sobre la transparencia y la equidad en el uso de los recursos públicos.

La preocupación por el financiamiento de los partidos políticos en la República Dominicana es palpable y está respaldada por datos y estudios de diversas fuentes confiables. Según el informe de auditoría financiera a los partidos políticos correspondiente al período 2020 realizados por la Cámara de Cuentas de la República Dominicana, el Estado destinó más de $4,000 millones a este fin, lo que representa un 0.4% del Producto Interno Bruto (PIB).

Esta cifra, junto con los hallazgos del estudio sobre el financiamiento de los partidos políticos realizado por el Centro de Investigación Económica y Social (CIES), genera interrogantes sobre la transparencia y la eficiencia en el uso de los recursos públicos. Por otro lado, el costo exorbitante de las campañas electorales también ha sido objeto de estudio y preocupación. De acuerdo con informes de Participación Ciudadana y la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), en las elecciones de 2020 se gastaron más de $20,000 millones, una suma equivalente al 2.2% del PIB del país.

Estas cifras plantean interrogantes sobre la equidad en la contienda política y el acceso igualitario a la participación para todos los sectores de la sociedad.

Además, los salarios de los funcionarios públicos dominicanos han generado controversia y debate. Según la Ley No. 105-13 sobre Regulación Salarial del Estado Dominicano, un diputado recibe un salario mensual de $175,000 pesos, mientras que el presidente de la República percibe $450,000 pesos al mes. Estas cifras, respaldadas por datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), plantean cuestionamientos sobre la justicia y la equidad en la distribución de los recursos públicos.

Entre otras preocupaciones, diversos estudios e informes de instituciones como el Latinobarómetro, Transparency International y el Banco Mundial destacan las consecuencias del elevado costo de la política en la percepción de la corrupción, la confianza en las instituciones y el desarrollo social en República Dominicana.

Ante esta situación, diversos análisis respaldados por instituciones como el Foro Ciudadano, la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) y el Movimiento Ciudadano Participación Ciudadana, sugieren medidas para reducir el costo de la política y promover la transparencia en el financiamiento de las campañas electorales y los salarios de los funcionarios públicos.

Los datos señalan la urgencia de abordar el problema del financiamiento de los partidos políticos, el elevado costo de las campañas electorales y los salarios de los funcionarios públicos en la República Dominicana. Es necesario tomar medidas concretas para promover la transparencia, la eficiencia y la equidad en el uso de los recursos públicos, garantizando así una administración pública responsable y al servicio del interés general.

Costos de la política en los últimos cuatro años:

La asignación de recursos a los partidos políticos se basa en criterios como el desempeño electoral y la representación en el Congreso Nacional. Sin embargo, las cifras revelan una tendencia al alza en el financiamiento estatal de los partidos, lo que genera interrogantes sobre la transparencia y la eficiencia en su utilización.

La preocupación se ve agravada por el elevado costo que ha representado para las arcas públicas, en este análisis se presenta el costo que se ha tenido en los últimos cuatro años.

En este año 2024, el presupuesto total de la Junta Central Electoral (JCE) alcanzó la cifra récord de 11,771,691,737 pesos dominicanos, marcando un incremento significativo en comparación con años anteriores.

De este total, se transfirieron $2,520,800,000 a los partidos políticos, lo que representa una parte considerable del presupuesto y genera interrogantes sobre la eficiencia en el uso de los recursos públicos.

En el año 2023, el presupuesto total de la JCE fue de 8,011,291,957 pesos dominicanos, con una transferencia de $1,260,400,000 a los partidos políticos.

En 2022, el presupuesto ascendió a 5,511,291,957, con una transferencia de $1,260,400,000 a los partidos políticos. Mientras que, en el año 2021, el presupuesto total de la JCE fue de 4,511,291,957 pesos dominicanos, con una transferencia de $630,200,000 a los partidos políticos.

En el año 2020, el presupuesto de la JCE fue de 10,864,798,551, con una transferencia de $3,013,903,594 a los partidos políticos. Estas cifras revelan una tendencia al alza en el financiamiento de los partidos políticos por parte del Estado, lo que plantea interrogantes sobre la transparencia, la equidad y la eficiencia en el uso de los recursos públicos destinados a la actividad política.

Este análisis de la financiación de los partidos políticos en la República Dominicana, los datos y estudios respaldados por diversas fuentes destacan la urgencia de abordar el problema del financiamiento partidario, el elevado costo de las campañas electorales y los salarios de los funcionarios públicos en el país.

¡Forma parte de la conversación!