Una madre y su hija, pasajeras de un vuelo de Delta Air Lines, reclaman $2 millones en compensación luego de que fueran abusadas sexualmente por un viajero borracho en pleno avión.

Los documentos del recurso legal, presentado el martes en la Corte Federal de Brooklyn, hacen referencia al incidente reportado el 26 de julio de 2022 en un viaje que despegó del Aeropuerto John F. Kennedy (JFK) con destino a Atenas, Grecia.

Según las demandantes, el sujeto – cuya identidad se desconoce – se tomó al menos 10 bebidas con vodka y un vaso de vino antes de empezar a acosar a la menor de 16 años y a su progenitora.

De acuerdo a los datos, al hombre se le señala por poner sus manos en la espalda de la menor, hacer gestos obscenos, gritar y exigirle a la víctima que le diera su dirección y otros datos personales. Además habría dicho que no le importaba que la joven fuera menor.

La demanda señala que la adolescente empezó a experimentar un ataque de pánico y puso su rostro en la falda de la madre. Nuevamente, sintió las manos del hombre subirle por la espalda. Seguidamente, tocó su sostén y se movió sobre el cuerpo de la víctima, plantea la demanda.

 “Lo que les ocurrió a ellas durante el vuelo no solo fue una pesadilla, era completamente prevenible“, dijo el abogado Evan Brustein, citado por The New York Post.

¡Forma parte de la conversación!