Johanny Escalante, madre de Paula Santana, quien fue encontrada muerta el jueves cerca de su lugar de trabajo, afirmó que su hija era objeto de acoso durante mucho tiempo, pero decidía no dejar el empleo para poder costear sus estudios universitarios.

Paula Santana, una joven de 23 años, trabajaba en la empresa Integer Holdings Corp en la zona franca de Santo Domingo Este, realizando turnos nocturnos de 11:30 de la noche a 6:30 de la mañana.

Según relató la madre de Paula, un compañero de trabajo acosaba a su hija, quien era la menor de cuatro hermanos. Paula denunció este acoso al departamento de Recursos Humanos, pero no recibió respuesta.

A pesar de la preocupación de su madre, Paula se negaba a renunciar a su trabajo porque necesitaba el salario para pagar sus estudios y contribuir con los gastos del hogar, además confiaba en la seguridad proporcionada en la zona franca.

Con profundo dolor, la madre de la joven fallecida expresó: «Mi hija fue violada, golpeada, asesinada y luego arrojada a una alcantarilla. No pueden comprender mi dolor, Dios ayúdame».

Los familiares de Paula denunciaron que la empresa carecía de la seguridad adecuada, ya que no existían evidencias de cámaras de seguridad, supuestamente porque no estaban instaladas. Además, mencionaron que si Paula no abordaba el autobús de regreso a casa, el personal de la empresa debería haber notificado a la familia.

Según el vocero de la Policía Nacional, Diego Pesqueira, varias personas están siendo buscadas para ser interrogadas en relación con la muerte de la joven.

Paula Santana estuvo desaparecida desde el martes pasado, después de salir de su trabajo y no regresar a casa. Sus seres queridos la describieron como una joven brillante que no merecía un final tan trágico.

¡Forma parte de la conversación!