El primer ministro de Haití, Ariel Henry, sigue ausente del país en medio de la creciente tensión. Hace una semana, estuvo presente en la cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom) en Guyana y luego viajó a Kenia para abordar la misión multinacional de apoyo a la seguridad en Haití.

Actualmente, no se tiene información sobre su paradero, aunque algunas fuentes indican que dejó Kenia el sábado pasado. Su retorno a Haití es desconocido, y no se obtiene respuesta cuando se pregunta sobre su regreso.

Durante su ausencia, el primer ministro interino de Haití, Patrick Michel Boivert, ha asumido el cargo. Recientemente, Boivert firmó la imposición del estado de urgencia y toque de queda en el departamento del Oeste, donde se encuentra Puerto Príncipe, debido a la deteriorada situación de seguridad, incluyendo los ataques a cárceles que resultaron en la fuga de miles de reclusos.

En una reunión en Guyana, Henry se comprometió a celebrar elecciones antes del 31 de agosto de 2025. Sin embargo, este anuncio provocó un aumento en los ataques de las bandas armadas en Puerto Príncipe, quienes exigen la renuncia de Henry.

Se ha mencionado que Henry estaba dispuesto a compartir el poder con la oposición para resolver la crisis. Además, en Kenia, se firmó un acuerdo para permitir el despliegue de un contingente de 1,000 policías kenianos en Haití como parte de la misión multinacional de apoyo a la seguridad.

¡Forma parte de la conversación!