Las autoridades del estado de Nueva York planean otorgar hasta 1,445 nuevas licencias para negocios relacionados con la marihuana en las próximas semanas, con el objetivo de impulsar la industria legal del cannabis.

Estas licencias se destinarán tanto a vendedores como a productores o micronegocios que han enfrentado obstáculos para ingresar al mercado debido a complicaciones burocráticas y legales que siguieron a la legalización del uso recreativo de la marihuana en 2021.

A pesar de la apertura de la primera tienda legal de marihuana recreativa a fines de 2022 en Nueva York, actualmente solo hay alrededor de 40 negocios operando en todo el estado, según datos de la Oficina de Gestión de Cannabis. Las autoridades estatales inicialmente esperaban tener al menos 150 negocios en funcionamiento para fines de este año.

Uno de los desafíos que enfrenta la legalización del cannabis en Nueva York es la competencia con el mercado ilegal de marihuana, que a veces es difícil de distinguir de las operaciones autorizadas. La emisión de nuevas licencias tiene como objetivo priorizar a los negocios que ya cuentan con locales alquilados o en propiedad. Se espera que el proceso de otorgamiento de licencias comience en enero o febrero.

En noviembre, se informó sobre un exceso de existencias de más de 270,000 kilogramos de cannabis almacenados debido a demoras en la apertura de tiendas legales, muchas de las cuales se han visto afectadas por procesos judiciales o problemas burocráticos.

¡Forma parte de la conversación!