Roger Goodell, comisionado de la NFL, festejó este lunes la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de incluir el ‘flag football’ (tochito bandera) como uno de los nuevos deportes que formarán parte de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028.

«La NFL está comprometida a trabajar en conjunto para fortalecer el lugar del ‘flag football’ en el movimiento olímpico a largo plazo; continuaremos este emocionante viaje con la Federación Internacional de Fútbol Americano, el Comité Organizador Los Angeles 2028, el Comité Olímpico Internacional y USA Football», señaló Goodell.

La reacción del comisionado se dio luego de que el COI anunció más temprano que el ‘flag football’ formará parte del programa Olímpico 2028 junto al béisbol-softbol, críquet (en versión ‘Twenty20’), el lacrosse (en modalidad ‘Sixes’) y el squash.

«Es un tremendo honor para cualquier atleta representar a su país en los Juegos Olímpicos. No tenemos ninguna duda de que esta decisión inspirará a millones de jóvenes de todo el mundo a jugar ‘flag football’ en los próximos años», subrayó Roger Goodell.

Desde julio del 2022 el vicepresidente de la NFL, Troy Vincent, y el presidente de la IFAF, Pierre Trochet, anunciaron la creación del grupo Vision28, una alianza que se creó con el objetivo de que este deporte llegara a Juegos Olímpicos.

«Felicitamos a la Federación Internacional de Fútbol Americano por este logro histórico para el ‘flag football’ y la comunidad global que ama y juega nuestro juego», puntualizó el comisionado.

Pierre Trochet también aplaudió la decisión del COI.

«Este es un gran momento histórico para nuestro deporte y nuestra comunidad global de fútbol americano. Estamos convencidos de que el flag football ofrecerá una nueva y emocionante dimensión a los Juegos Olímpicos, uniéndolos por primera vez en la historia con el deporte número uno de Estados Unidos en su formato más joven», explicó el presidente de la IFAF.

El ‘flag football’ es un formato reducido del fútbol americano de cinco integrantes por equipo en el que para detener al oponente se le debe quitar una de las banderas o cintas que portan a ambos lados de la cadera sin emplear contacto físico.

¡Forma parte de la conversación!