Los concursos de belleza siguen promoviendo un mensaje de inclusión al adoptar nuevos criterios que permiten a mujeres de todas las edades competir por el título de la mujer más hermosa del mundo.

Apameh Schönauer, una arquitecta y activista de ascendencia iraní, ha sido coronada como la nueva Miss Alemania, desafiando los estereotipos y brindando la oportunidad a mujeres maduras de perseguir su sueño de ser reconocidas como reinas de la belleza.

Con su cabello rizado y una apariencia que irradia madurez, Apameh desafía las expectativas convencionales de belleza. Reside en Berlín, está casada con un empresario alemán y es madre de dos hijos, un niño y una niña.

Esta no es la primera vez que mujeres de mayor edad participan en el certamen de Miss Universo. Para esta edición, varias concursantes mayores de 50 años se unen a la competencia, contribuyendo así a esta nueva ola de inclusión en el mundo de los concursos de belleza.

¡Forma parte de la conversación!