América Latina y Europa «no están explorando todas las ventajas competitivas que tienen ambos bloques», asevera el ministro de Economía y Hacienda paraguayo, Carlos Fernández Valdovinos, quien tiene claro que por ello «finalmente va a ser China quien se coma todo el espacio» comercial y de inversiones en Latinoamérica.

En una entrevista con EFE en Madrid previa a su participación en la reunión entre ministros de ese ramo de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) hoy en Santiago de Compostela (norte de España), Fernández recuerda que esta penetración del gigante asiático en la región le está dando «acceso a sus recursos naturales».

«China está siendo muy agresiva aprovechándose de todas las dificultades económicas de muchos países en términos de financiamiento y ellos están teniendo acceso a muchos recursos naturales», explica el titular, quien asumió hace hoy un mes en el Gabinete del presidente Santiago Peña.

Por ello considera que Europa y América Latina, que cuentan con «lazos históricos», deben «seguir buscando los diferentes canales» para las inversiones.

«Pareciera que China fuera realmente Europa, que esté mucho más cerca de lo que debería estar, por distancia geográfica y por los lazos históricos», insiste el funcionario de Paraguay, uno de los pocos países latinoamericanos que no tiene relaciones diplomáticas con China (sino con Taiwan), aunque sí comerciales: «Nos gusta comerciar pero no que nos digan quiénes tienen que ser nuestros amigos».

¡Forma parte de la conversación!