Más de la mitad de los estudiantes universitarios hispanos en Estados Unidos se plantearon abandonar sus estudios en algún momento del año pasado, según una encuesta de Gallup y la Fundación Lumina publicada este miércoles.

El latino es el grupo étnico con mayor índice de estudiantes que se plantean dejar los estudios, y la cifra no ha hecho más que crecer desde que comenzó la pandemia de la covid-19.

En concreto, según los datos de la encuesta, el porcentaje se ha incrementado en diez puntos desde 2020, «una trayectoria preocupante en vista de los niveles históricamente bajos de estudiantes hispanos en EE.UU. que completan sus estudios de grado», dijo Gallup en un artículo sobre la encuesta.

Los estudiantes latinos no son los únicos que han experimentado un aumento de este indicador. Un 43 % de los afroamericanos también se planteó dejar los estudios en 2022, al igual que lo hicieron un 36 % de los blancos (todos por encima de los niveles registrados en 2020).

Los únicos que experimentaron una reducción de la tasa fueron los asiáticos, de los que solo un 30 % se planteó abandonar sus estudios.

La principal razón que citaron todos los grupos de estudiantes para plantearse esta decisión fue el estrés emocional, seguido, aunque en menor medida, de los costes de estudiar y de la dificultad de los cursos.

Un dato preocupante, sin embargo, es que los estudiantes latinos son los más propensos a citar como motivo de su posible abandono escolar la necesidad de cuidar de un miembro de la familia.

Así, mientras que solo un 9 % de los estudiantes afroamericanos o blancos aluden a esta posibilidad, en el caso de los hispanos la tasa es del 14 %.

Todo esto se une a los hallazgos de la encuesta de que los estudiantes hispanos son más propensos que los de cualquier otro grupo étnico a sentirse discriminados en la universidad: uno de cada cuatro dice experimentar de forma frecuente acoso o ataques psicológicos en las aulas, lo que también afecta a sus probabilidades de seguir matriculados.

Entre 2019 y 2021, la matriculación de estudiantes latinos en las universidades estadounidenses cayó un 7 %.

La encuesta se desarrolló entre el 26 de octubre y el 17 de noviembre de 2022 y, según sus responsables, muestra «los desafíos que aún persisten y que contribuyeron al súbito final de los avances en matriculaciones universitarias de estudiantes hispanos en cuanto llegó la pandemia», una cifra que entre 2009 y 2019 creció más de un 45 %.

¡Forma parte de la conversación!