Los abogados del príncipe Harry argumentaron hoy en el Tribunal Superior de Londres sobre la importancia de que el hijo menor del rey Carlos III reciba protección durante sus visitas al Reino Unido, destacando el impacto que tendría en la reputación del país si el príncipe resultara lastimado.

Esta defensa se presenta en el contexto de la negativa del Ministerio del Interior a financiar la seguridad del príncipe Harry cuando se encuentra en el país, tras su decisión de dejar de trabajar para la familia real a principios de 2020.

El Comité Ejecutivo para la Protección de la Realeza y las Figuras Públicas (Ravec), encargado de la seguridad de la familia real, había decidido que el príncipe Harry ya no recibiría el mismo nivel de protección personal.

En la primera de tres vistas programadas sobre este caso, la abogada del duque, Shaheed Fatima, argumentó que se debería haber tenido en cuenta el impacto si el príncipe Harry, que vive en Estados Unidos con su esposa Meghan y sus hijos, resultara herido durante una visita a su país natal.

La abogada afirmó que Ravec debería haber considerado el impacto de un posible ataque exitoso contra el príncipe Harry, dada su posición, antecedentes y perfil dentro de la familia real británica. También resaltó el impacto en la reputación del Reino Unido en caso de un ataque exitoso contra el príncipe.

La vista de hoy fue abierta al público, pero se espera que las siguientes se realicen a puerta cerrada por razones de seguridad. El abogado del Ministerio del Interior argumentó que la posición del príncipe Harry había cambiado al no trabajar para la monarquía y vivir principalmente en el extranjero, lo cual afectaba la base sobre la cual se proporcionaría la protección.

Esta audiencia forma parte de varias demandas en el Tribunal Superior en las que el príncipe Harry está involucrado, incluyendo litigios contra editores de periódicos por violación de su privacidad.

¡Forma parte de la conversación!