La Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste, dejó en libertad este miércoles al padre de la niña de 2 años que fue accidentalmente ultimada por su hermano, de 3, en la calle Respaldo Crisantemo del barrio Bella Colina, en el sector Manoguayabo.

La jueza Cecilia Toribio ordenó a Sandy Tiburcio presentarse periódicamente ante el Ministerio Público y tiene prohibida la salida de República Dominicana.

Ante esta medida, el órgano acusador apelará la decisión de la jueza.

La niña de dos años murió tras recibir un impacto de bala en la cabeza, cuando su hermanito disparó accidentalmente mientras jugaban en su residencia.

Hasta el momento se desconocen los detalles de cómo el menor tuvo acceso al arma de fuego.

Pese a que la niña fue llevada de inmediato a un centro de salud de Manoguayabo, no resistió y falleció minutos después.

El cuerpo de la menor fue entregado el martes a sus parientes, quienes prefirieron no dar declaraciones a la prensa sobre lo ocurrido.

¡Forma parte de la conversación!