El secretario general de la ONU, António Guterres, elogió la reunión programada para el jueves entre los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y Guyana, Irfaan Ali, anunciando el envío de dos observadores de la organización.

Guterres expresó su agradecimiento al presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y al primer ministro de San Vicente, Ralph Gonsalves, por facilitar la reunión en Kingstown, la capital de San Vicente y las Granadinas.

Los observadores designados son Courtney Ratray, jefe de gabinete de Guterres, y Miroslav Jenca, vicesecretario general para Europa, Asia Central y las Américas. Ambos se dirigirán pronto al lugar de la reunión, según informó el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

El secretario general no tomó partido en la disputa territorial entre Venezuela y Guyana por el Esequibo, un territorio de 160,000 kilómetros cuadrados. Guterres expresó su esperanza de que la reunión sirva como una «inmediata desescalada de las tensiones» entre ambos países.

El presidente Ali afirmó que el propósito de la reunión es reducir la tensión y no negociar la frontera terrestre en disputa. Tanto Ali como Maduro participarán en el encuentro auspiciado por Lula da Silva para abordar el conflicto bilateral por el Esequibo.

Maduro expresó su esperanza de que la reunión marque un «punto de partida hacia el retorno de las negociaciones», interrumpidas en los últimos años.

¡Forma parte de la conversación!