Un jurado en Delaware declaró culpable al hijo de Joe Biden, Hunter, por tres delitos relacionados con posesión de armas y ocultar en la compra su adicción a las drogas.

Los cargos, todos a nivel federal, acarrean una pena máxima de 10 años de prisión.

Los miembros del jurado declararon culpable a Hunter Biden de haber mentido a un vendedor de armas con licencia federal, de hacer una declaración falsa en la solicitud al decir que no consumía drogas y de tener ilegalmente el arma durante 11 días.

El hijo del presidente tenía la vista clavada al frente y mostró pocas emociones cuando se leyó el veredicto. Posteriormente, le dio unas palmadas en el hombro a su abogado.

Enfrenta hasta 25 años en prisión cuando sea sentenciado por la jueza Maryellen Noreika, aunque los infractores primerizos no llegan a la sentencia máxima, y de momento no está claro si la jueza le dará tiempo tras de las rejas.

Hunter Biden y el virtual candidato republicano a la presidencia, Donald Trump, el principal rival político del presidente Biden, han sido declarados culpables por jurados federales en un año electoral que se ha desarrollado tanto en los tribunales como en eventos y mítines de campaña.

¡Forma parte de la conversación!